Aquí estoy...

Como si fuese un discípulo de Borges, amo con derroche, como dice él, los atardeceres, los arrabales, lo mítico y la desdicha. Me gustaría disfrutar ahora de la sencillez de la Belleza. Pero con sosiego. Aunque mis ojos, en un remedo de Terenci Moix, ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba, aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor de mi Barrio, de la gloria mítica, no voy a afligirme, ni con la infelicidad, porque la belleza siempre perdura en el recuerdo.



domingo, 21 de diciembre de 2014

LIBROS QUE VOY LEYENDO:



MILENA O EL FÉMUR MÁS BELLO DEL MUNDO
 Jorge Zepeda Patterson


La desgracia no hace a las personas mejores, mucho menos cuando se trata de una desgracia extrema. Toda víctima es peligrosa, la tragedia las convierte en seres humanos desesperados

 Sinopsis:

Una vigorosa novela de acción y amor que denuncia los abusos de poder y la corrupción, pero que sobre todo, nos muestra el alma abierta de una mujer vejada, como tantas otras, en un mundo cada vez más globalizado.

La belleza de Milena también fue su perdición. Convertida en esclava sexual desde la adolescencia, intenta huir cuando muere su protector, un magnate de la comunicación que sufre un fallo cardiaco mientras hace el amor con ella. En su angustiosa fuga, se cruza con los Azules, un trío de justicieros formado por el periodista Tomás Arizmendi, la política Amelia Navarro y el especialista en alta seguridad, Jaime Lemus. Ellos desean liberarla, pero Milena guarda con recelo un espinoso misterio que atesora en su libreta negra y que supone su salvación y, sobre todo, su venganza.Las personas no son lo que dicen que son, y a veces ni siquiera saen lo qe son”

 Al lío:

Una justa advertencia y una arriesgada apreciación personal, de antemano.

Advierto, y de justicia manifestar en lo personal de mi opinión, que ganar el Premio Planeta, después del Nobel es el de mayor cuantía económica (¡600.000 euros!), no supone garantía inequívoca de encontrar tras el galardón una sublime obra literaria. Ni mucho menos, pues muchos son los ejemplos de este tenor, malos, en el periplo del certamen; pero tan verdad, de hecho, que cada cual, lectores somos todos, ponga la excepción que quiera.  

Y dicho esto, al hilo de mi apreciación personal, reconozco que esta obra de Zepeda Patterson me dejó con cierto “déjà vú”. Es decir, me recordó, y por tanto me gustó, estar ante una versión, latina y no sueca, del “Millennium” de Stieg Larsson. Y no es, precisamente, porque ambas usen el resorte del mundo del periodismo de investigación para plantear y denunciar la corrupción del poder o los escenarios más sórdidos de la humanidad, por ejemplo y aquí la trata de blancas, el blanqueo de dinero, la delincuencia en internet,… tanto que se nota como el escritor ha profundizado, por su labor y formación periodística, en lo que narra, imprimiendo un sello de veracidad documental que pone los vellos como escarpias; o tener dos personajes femeninos de una dimensión excepcional, de carácter fuerte y definido, Milena en el autor mejicano, o Lisbeth Salander en la del malogrado escritor sueco; sino por un tratamiento lineal de la acción, intrigante, un auténtico thriller, que no deja indiferente y porque su enorme carga de crítica y realidad sacude con situaciones realmente arrolladoras y a las que el novelista no juzga, dejándonos esta tarea a nosotros, a los lectores.

Del mismo modo, creo estar también frente a lo que será una trilogía de éxito, no porque este “Milena o el fémur más bello del mundo” sea la “opera prima” de la serie, ya que el año pasado (la leeré en su momento), “Los Corruptores” fue el germen de esta secuela premiada y donde se presentan los personajes principales de esta y bajo el denominado grupo coral de los “Azules”: Amelia, dirigente política progresista en la oposición mexicana; Tomás, periodista de El Mundo (México) y al que considero como el “alter ego” del escritor (asimismo establecería conexiones de él con un personaje del libro, Agustín Vila-Rojas, en el otro derrotero de economista de aquel), y Jaime, especialista en seguridad y, en muchas ocasiones, usando los mismos medios que las organizaciones mafiosas a las que combate. Esta asociación amistosa, con rémora sentimental y recelo entre ellos -los tres se conocen desde la infancia- se extiende a todo el elenco de protagonistas, (Amelia-Tomás, Amelia-Claudia, Amelia-Jaime, Luís-Milena, Rina-Luís, Rina-Vidal, incluso El Turco-Amelia, Bonso-Vila Rojas…), propiciando ya no solo tres formas distintas, y complementarias, de intervenir sobre el tejido social, en el mundo mejicano y español; reunidas permiten ofrecer una panorámica muy diversa de la realidad política, de la intervención de las mafias ruso-ucranianas que desde la Marbella de Gil y Gil extienden su influencia y vicios al gobierno de México y a través de una compleja red de prostitución y viles intereses políticos y económicos.

“Los periodistas nos hemos convertido en una subclase de la clase política, en un espejo de los funcionarios, y en consecuencia acabamos haciendo el diario para ellos. Con razón la gente nos ha dejado de leer. Estos dimes y diretes entre políticos les importan sobre todo a ellos”.

Me ha gustado esta novela de Jorge Zepeda Patterson, se lee fácil y bien. Me ha gustado el uso de su prosa estructural, de acuerdo que sin tersura, pero eficaz. Me ha gustado su desarrollo como si fuera una crónica periodística de alto nivel, de tratarse un informe detallado y riguroso. Me ha gustado su denuncia, la crítica a la corrupción del poder, el oscuro y recóndito contexto donde se maneja los destinos del mundo, el envilecimiento de sus prácticas y, sobre todo, de sus víctimas y donde nos encontramos todos, de la prostitución, la trata de blancas, las mafias… Me ha gustado el tema político supeditado a estas presiones económicas y de poder, el sucumbir de las ideas, de la ideología, de la vocación del servicio de la política, la amenazada ética periodística, la podredumbre en la que se sustentan las redes sociales, Internet… Y me ha gustado, dentro de las líneas de desarrollo de la novela, la intercalación de una serie de retratos de prohombres españoles y mejicanos adictos a la prostitución, la justificación que esgrimen para legitimar sus abusos, escritos por Milena, “Ellos”, y cuya calidad literaria eleva la formal y periodística del resto del libro; entre tensiones de todo tipo, emocionales y materiales, persecuciones y escondites, huidas y búsquedas… la asfixiante violencia. Felicitar, por último, la concesión merecida del Premio Planeta 2014 y aunque, como dije al principio, que cada cual ponga la excepción que quiera.

“Matar toda esperanza en el alma sin destruir el cuerpo”







2 comentarios:

  1. Una reseña excelente. Quizá dentro de mucho tiempo(cuando aprenda de verdad a escribir) alguien haga una parecida de mí
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Quizá dentro de muy poco tiempo, por lo que me corresponde, tenga la osadía y la solvencia suficientes de hacer una reseña de tu libro, "Para ti, amor mío"... aunque no creo que esté a la altura de expresar o reunir la satisfacción de quienes ya te han leído y se han estremecido con la historia. Besos.

    ResponderEliminar