Aquí estoy...

Como si fuese un discípulo de Borges, amo con derroche, como dice él, los atardeceres, los arrabales, lo mítico y la desdicha. Me gustaría disfrutar ahora de la sencillez de la Belleza. Pero con sosiego. Aunque mis ojos, en un remedo de Terenci Moix, ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba, aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor de mi Barrio, de la gloria mítica, no voy a afligirme, ni con la infelicidad, porque la belleza siempre perdura en el recuerdo.



jueves, 13 de octubre de 2016

Bob Dylan: Premio Nobel de Literatura 2016



"Cuando no tienes nada, no tienes nada que perder": es la pérdida de la inocencia de una mujer, la caída del mito, la vida lamiendo asfalto de los que han sido expulsados de la burguesía. "¿Qué se siente?". 

Por las letras de sus canciones, por sus poemas musicalizados, como este fragmento de "Like a Rolling Stones", Bob Dylan (Robert Allen Zimmerman) ha sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura.

Ya dijo el poeta chileno Nicanor Parra, por el año 2000, que Dylan merecía el Nobel por solo estos tres versos: "My father is in the factory and he has no shoes/ my mother is in the alley looking for food/ and I’m in the kitchen with the thumb stone blues” (“Mi padre está en la fábrica y no tiene zapatos/mi madre está en el callejón buscando comida/yo estoy en la cocina, con el blues de los cementerios”) 

Me ha gustado esta "sorpresa" de la Academia por la designación de este mítico músico y poeta, me ha fascinado el desafío, la innovación, la decisión de premiar nuevas formas de buscar y sentir la literatura. Murakami y Javier Marías, mis favoritos, pueden esperar. Ahora toca oír literatura, con ritmo y belleza. 

Enhorabuena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario