Aquí estoy...

Como si fuese un discípulo de Borges, amo con derroche, como dice él, los atardeceres, los arrabales, lo mítico y la desdicha. Me gustaría disfrutar ahora de la sencillez de la Belleza. Pero con sosiego. Aunque mis ojos, en un remedo de Terenci Moix, ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba, aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor de mi Barrio, de la gloria mítica, no voy a afligirme, ni con la infelicidad, porque la belleza siempre perdura en el recuerdo.



domingo, 15 de enero de 2017

IMÁGENES CON LETRA: "Imagen sin letra"



"Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma", me decía allá arriba una memoria de Julio Cortázar; y yo asentía en que a este milagro, la magia de ver tu casa con los ojos de un corazón que no te pertenece y al que en cambio contribuiste a crearlo y para que desde entonces tu vida palpite por el, no existen palabras que lo narre ni espacios con renglones suficientes para abarcarlo.

© F.J. Calvente

No hay comentarios:

Publicar un comentario