Aquí estoy...

Como si fuese un discípulo de Borges, amo con derroche, como dice él, los atardeceres, los arrabales, lo mítico y la desdicha. Me gustaría disfrutar ahora de la sencillez de la Belleza. Pero con sosiego. Aunque mis ojos, en un remedo de Terenci Moix, ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba, aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor de mi Barrio, de la gloria mítica, no voy a afligirme, ni con la infelicidad, porque la belleza siempre perdura en el recuerdo.



jueves, 22 de junio de 2017

¡QUÉ CALÓ!

- He decidido pasarme al lado oscuro...
- El miedo es el camino hacia el lado oscuro. -me dijo Yoda con rictus engreído, de cansino sabelotodo, pero yo no era Anakin Skywalker, ni ínfulas. Continuó, con las orejas tiesas, el bajito maestro Jedi:- El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti.

-¡¡Qué miedo ni qué leches, bicho!! - respondí enjugándome con la manga desnuda el sudor de mi frente-  Me paso al lado oscuro para ver si ahí encuentro algo más de sombra y fresquito.

(C) F.J.CALVENTE 



No hay comentarios:

Publicar un comentario