Aquí estoy...

Como si fuese un discípulo de Borges, amo con derroche, como dice él, los atardeceres, los arrabales, lo mítico y la desdicha. Me gustaría disfrutar ahora de la sencillez de la Belleza. Pero con sosiego. Aunque mis ojos, en un remedo de Terenci Moix, ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba, aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor de mi Barrio, de la gloria mítica, no voy a afligirme, ni con la infelicidad, porque la belleza siempre perdura en el recuerdo.



jueves, 18 de febrero de 2016

IMÁGENES CON LETRA: No hay sombras en la niebla


Una niebla tardía se tiende sobre todos los perfiles, difuminando o quitando trascendencia a cualquier arista, a cualquier límite. La niebla que invita a buscar los sentidos de  la existencia, tan confusos ahora; incluso desafía al encuentro con nosotros mismos, de aquel que ocultamos a los demás. Porque en ella, en la niebla, tal vez haya intriga, jamás sombras. 

(Foto de la Alameda del Barrio San Francisco de Ronda, en estos momentos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario